Cuánto viven los diamantes mandarines

Los diamantes mandarines viven entre 2 y 5 años en libertad. Son diferentes los factores que determinan su esperanza de vida. Se sabe que las aves de pinzón cebra que viven en cautiverio tienen una longevidad superior a la de otras aves de esta misma familia, llegando incluso a los 12 años de edad en algunos casos.

Cuánto tiempo viven los diamantes mandarines

En esta fotografía se aprecia un diamante mandarín en su hábitat natural y posado sobre la superficie de un árbol.

¿CUÁNTO TIEMPO VIVEN LOS DIAMANTES MANDARINES?

La esperanza de vida del pinzón cebra varía en función de diversos factores. Así por ejemplo, aquellas aves que están en cautiverio, debido a unos mejores cuidados entre otras cosas, suelen ser bastante más longevas en comparación con otras que viven en libertad.

EN LIBERTAD

Generalmente, la esperanza de vida de los diamantes mandarines en libertad oscila entre los 2 y 5 años de media. Tienen una longevidad menor, como consecuencia de diferentes factores como son: las enfermedades más comunes que padecen, o la presencia de depredadores en el medio natural donde viven habitualmente. Además de otros aspectos como la disponibilidad de recursos presentes en el medio para que tengan una alimentación correcta.

EN CAUTIVIDAD

El promedio de vida útil de los diamantes mandarines que están en cautiverio llega incluso a los 12 años. Normalmente, esto se debe a que cuentan con acceso a tratamientos veterinarios si los necesitan, están protegidos frente a posibles depredadores y suelen contar con una alimentación bastante mejor, en comparación con la de otras aves en condiciones de libertad.

SEGÚN CADA ESPECIE

Existen especies como por ejemplo, el diamante cebra australiano que tienen una esperanza de vida mayor que la del diamante cebra común.

ESPERANZA DE VIDA Y ESPECIES DE DIAMANTE MANDARÍN

  • Diamante cebra de Timor: vive entre 3 y 4 años aproximadamente.
  • Diamante cebra australiano: si están en su hábitat natural viven entre 5 y 7 años, mientras que en cautividad llegan a alcanzar los 10 y 15 años de vida.

¿QUÉ COMEN LOS DIAMANTES MANDARINES?

Esta ave exótica es conocida también como diamante cebra y tiene unos hábitos alimenticios realmente sencillos.

La alimentación de los diamantes mandarines es principalmente herbívora. Esto es posible debido a que tienen unos picos especialmente diseñados para extraer todo tipo de semillas.

Comen sobre todo alpiste, diferentes tipos de verduras, les encantan las frutas, al igual que una amplia gama de insectos que conforman su dieta habitual.

Tienen unos picos especialmente diseñados para extraer todo tipo de semillas, que son muy útiles para comer tanto verduras, frutas como una amplia gama de insectos.

Principalmente se alimentan de insectos las crías del diamante cebra, porque gracias a esto obtienen los aportes nutricionales necesarios para crecer saludables.

REPRODUCCIÓN Y CICLO DE VIDA DE LOS DIAMANTES MANDARINES

El diamante mandarín hembra pone como mucho 7 huevos. Pasados unos 15 días aproximadamente, empiezan a nacer las primeras crías de este ave.

Otro dato esencial relacionado con su ciclo vida y de gran relevancia, es que durante el día solamente permanece en el nido uno de los progenitores de las crías, mientras que por la noche están los dos.

CURIOSIDADES DE LOS DIAMANTES MANDARINES

Son aves que tienen los colores muy llamativos. Se conocen de varios colores como por ejemplo, los marrones, naranjas, negros y blancos.

Suelen tener un tamaño que oscila entre los 10 y 12 cm aproximadamente. Pesan por lo general entre 10 y 15 gramos de media.

Mientras que el diamante cebra de Timor habita en las las Islas Menores de la Sonda en Indonesia, la otra especie más representativa de este ave es nativa de Australia.

Los ejemplares de diamantes mandarines de Timor tienen un tamaño superior al del resto de otras especies. Sus colores son principalmente negros, tienen diferentes intensidades que los caracteriza y su pico es más fuerte, a la vez que de un color mucho más anaranjado.

En Reino Unido se conocen mutaciones de diamante mandarín, que son mitad macho y mitad hembra. Sin embargo, este tipo de ejemplares carecen de capacidad reproductora.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *